Peregrinos

Por encima de todo cuidado, guarda tu corazón. Porque de él brotan las fuentes de la vida. (Prov 4,23)

 Vivimos en un mundo volcado hacia la experiencia cuantitativa, en el que se valora más la cantidad de vivencias que la calidad o intensidad significativa de las mismas. Rodeados de unos estímulos externos, cada vez más seductores y poderosos, nos dejamos llevar frecuentemente por la dispersión y la banalidad. Este exceso de estímulos, la ausencia de silencio y los ritmos vertiginosos de nuestras vidas impiden la escucha y el diálogo interior. Pero, simultáneamente, estamos asistiendo a la emergencia social de movimientos y formas de vida que inician caminos de búsqueda espiritual y de interioridad. Desde hace años van apareciendo diversas ofertas de atención a estas dimensiones de la persona. Son itinerarios de profundización que parten de distintos contextos: desde algunas corrientes psicológicas y terapias alternativas, desde las prácticas orientales y desde…

Ver la entrada original 1.141 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s