Redes que cautivan

El relato nos recuerda la voz del Anhelo, y nos reclama para que podamos encontrarnos con quienes realmente somos y liberarnos de todo aquello que nos esclaviza. Esta liberación será posible en la medida en la que nos hagamos conscientes de nuestra verdadera identidad. Para ello, debemos “dejarlo todo”, es decir, abandonar nuestro ego, para abrirnos a nuestra verdad más profunda.

Esa es la Buena Noticia, descubrir que al dejar de identificarnos con el ego, nos descubrimos seguidores de Jesús, que compartimos su misma y única Identidad, y hemos palpado el “reino de Dios”. 

Fuentes: www.verbodivino.es // http://www.enriquemartinezlozano.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s